Autismo dieta sin gluten y sin caseina

Incluso se ha encontrado evidencia de este compuesto tanto en sangre, tejidos, como en el cerebro sin que en este último se pueda determinar cual es su función por el momento.Los oligopéptidos, las exorfinas, se fraccionan en diferentes tipos de partículas que para motivos de investigación numeran en escalas, para poder establecer en cada una de ellas una función fisiológica específica.Se ha detectado en todas las especies, incluidos los humanos. Zioudrou (2) ha señalado que para que las exorfinas tengan un efecto como péptidos opioides en el sistema nervioso central se requiere: que se produzcan en el tracto intestinal; que se absorban sin degradación y pasen al torrente sanguíneo; que crucen la barrera hematoencefálica; que alcancen los receptores específicos a opiáceos y que interactúen con esos receptores.Investigándose en especial tanto el gluten y la caseína para comprender su fisiología al transformarse en exorfinas y su relación con los trastornos conductuales. Se han encontrado fracciones muy bajas que llegan al cerebro.La pinocitosis ocurre cuando la sustancia toca la membrana externa de la célula intestinal siendo transportada directamente hacia la sangre, sin producir daños ni porosidad.Las exorfinas del gluten normalmente pueden llegar a los receptores de opiáceos en el sistema nervioso central y activar su función.Las exorfinas tienen un papel fisiológico potencial como reguladores externos en el tracto gastrointestinal, a la vez de intervenir en el sistema nervioso central, tanto como en el lugar donde se originan.El gluten y la caseína son proteínas que tienen la particularidad de que forman exorfinas en el intestino.Se ha descrito que existen receptores de casomorfinas en el sistema nervioso central y en el periférico.La generación de opiáceos endógenos mediante la digestión ocurre de forma natural en todo mamífero.Las casomorfinas son transportadas de la mucosa a la serosa, aumentando la absorción de sodio y cloro. Tienen propiedades opioides las beta-casomorfinas 7, 6, 5 y 4. Dependiendo de su interacción con aminoácidos se ha encontrado que las más potentes son la 5 ó la 4.Cuando se toman lácteos se forman casomorfinas (casiomorfinas), y morficeptinas.